Con Q·enta no es necesario firmar ningún contrato. Solo debes aceptar los términos y condiciones de uso de la plataforma y realizar el respectivo pago.

Estos términos rigen la relación comercial, respecto a derechos y compromisos entre las partes. Conócelos aquí

Además, para todo lo relacionado al almacenamiento y tratamiento de datos personales, aplica nuestra Política de Tratamiento de Datos.