La información de tu empresa se almacena en servidores seguros (en la nube). Esta información puede ser consultada por ti cuando quieras.

Sin embargo, para aumentar la seguridad, decidimos que solo se pueda acceder a través de un visualizador privado y no de un navegador de internet.