Día tras día, nos enfrentamos a transformaciones tecnológicas en una era exigente de iniciativas adaptadas a quienes han decidido tomar el camino del emprendimiento.

¿Pero qué tan preparados estamos para dejar a un lado lo “tradicional” y dar la bienvenida a nuevas propuestas?

Según estudios realizados por INNpulsa Colombia y la Universidad Nacional,  el desarrollo del entorno empresarial y tecnológico del país, ha logrado generar más de 8.000 empleos y más de 2.600 negocios han surgido en Colombia.

Con sello de emprendimiento Colombiano

 

Para Juan Carlos Suárez, CEO de Q·enta Colombia, “debemos situarnos en una filosofía en donde emprender se vuelva más que una aptitud, una constante| que nos exija llevar al límite nuestras capacidades”

Cifras del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en Colombia, somos 2 veces más propensos a la creación de nuevas empresas, pero 6 veces menos capaces de generar compañías con más de 50 empleados.

Las empresas necesitan abarcar grandes tareas operacionales. así que la oportunidad está dada para que los emprendedores generen soluciones innovadoras que hagan más eficientes los procesos al interior de las compañías.

Con sello de emprendimiento en la economía naranja

 

Estudios realizados por la Cámara de Comercio, en el primer año, solo subsisten el 55% de las empresas creadas, y solo una de cada 10% supera los 10 años de operación.

Juan Carlos Suárez afirma qué: “El reto de los emprendedores actuales es generar las condiciones necesarias para  que el significado de emprender no quede en una palabra carente de valor”.

El objetivo de los emprendedores, en esta era de la economía naranja, es unir los esfuerzos necesarios para que se consoliden iniciativas encaminadas a fortalecer el emprendimiento,  uno de los principales pilares del crecimiento económico de Colombia.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

3 × 2 =